Floresta

FLORESTA UNA VENTANA A LA HISTORIA

MUSEO DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA
Una ventana a la historia de mi pueblo, donde el pasado cobra vida

En una visita al Museo de Antropología e Historia se da paso a los recuerdos, al conocimiento y a las emociones. La imaginación se despierta al evocar la vida pasada, las leyendas de nuestros ancestros, los hechos que han marcado historia nacional e internacional, en fin es un viaje que se inicia en las puertas del museo y en el que se regresa con las maletas rebosantes de cultura.

Los ojos, los oídos y las fantasías serán las alas que conducirán al visitante a conocer o recordar los seres vivos que nos antecedieron dando paso a la evolución de las especies, un poco más reciente; las colecciones históricas mostrarán las costumbres de nuestros ancestros, los hechos que dejaron huella, los lugares y elementos que alegran y alimentan el espíritu, los medios de subsistencia, las vanidades de los seres humanos y en general todo lo que rodeaba la vida social de nuestros antepasados.

Concluyendo, en Floresta el Museo de Antropología e Historia es un tiquete al pasado en donde el visitante descubrirá a través de sus colecciones y sus piezas, escenas fascinantes, eventos inesperados y hechos que seguramente desconocía, todo como un alimento para el espíritu y la cultura.

Todos invitados al pasado, ya tienen el tiquete.

«Buen viaje»

OBJETIVOS DEL MUSE0

El municipio de Floresta desde siempre ha sido fuente de inspiración, por su gente, sus paisajes, su patrimonio cultural, en fin por su historia que va y viene en cada uno de sus habitantes.  Es así como la idea de un museo fue tomando forma hace poco más de 30 años, primero como una ilusión que se alimentaba a cada paso y que luego se hizo realidad al reunir los primeros objetos antiguos de la casa paterna, al igual que los de la familia y los de amigos, quienes han obsequiado elementos de mucho valor histórico y cultural.  El museo abrió sus puertas el pasado 8 de diciembre del 2018, fecha en que se celebró el Bicentenario de la Fundación del Municipio de Floresta, ofreciendo a sus visitantes dos salas de exposición donde  se exhiben piezas símbolos de la historia y del patrimonio cultural del municipio de Floresta y de la región.

En la actualidad se cuenta con colecciones de Antropología, Etnografía, Historia y Arte religioso, evidenciadas en el contenido de las obras expuestas. Adicionalmente, brinda una programación académica y cultural que incluye conferencias y una visita guiada al museo.

Dentro de los objetivos El MUSEO DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA tiene como fin recuperar, salvaguardar, proteger, conservar y divulgar el patrimonio cultural de la región, en especial del municipio de Floresta, con el propósito que sirva de testimonio de su identidad cultural, tanto de las generaciones presentes como de las futuras. 

De igual manera se pretende recordar los hechos históricos del poblado y de su gente, resaltar la vida y logros de los ancestros, conocer sus costumbres y su interrelación con la comunidad, buscando de esta manera las bases para un futuro mejor.

Con fundamento en los grandes valores naturales, culturales e históricos que adornan el municipio de Floresta, se pretende también concientizar a su gente en la Industria del Turismo para que en un futuro, este medio económico se convierta en un renglón de importancia, para que sus habitantes y descendientes sientan motivación de quedarse en su territorio, vivir dignamente y así sentirse orgullosos de haber nacido en la región.   

ENTRE MUCHOS HECHOS Y EVIDENCIAS, EL VISITANTE PODRÁ VER E INFORMARSE DE:

CACIQUE NOMPANIM
  • La importancia política, cultural y religiosa del poblado indígena de Tobasá en la civilización Muisca (Chibcha)
  • La historia de los florestanos próceres y héroes de la Campaña Libertadora de la Nueva Granada de 1819.
  • El valioso patrimonio paleontológico de Floresta (Boyacá)
  • Las evidencias sobre 8.000 años de presencia humana en Colombia.
  • Crónicas sobre: Cráneo desenterrado en Floresta Boyacá revelaría el homicidio más antiguo de América.
  • Muestras de la “lluvia de meteoritos” ocurrida en Floresta y sus alrededores antes de 1810.
  • Relación de Floresta con la conquista de la Luna.
  • La rueca, el telar y el arte de elaborar cotizas.
  • La Pinacoteca Religiosa que formaba parte importante de las casas del poblado.
  • Hechos históricos y culturales de interés que relacionan a Floresta con Colombia y el mundo.
  • Los utensilios del hogar y los elementos utilizados en las labores del campo, usados en los años 40s y 50s.
  • Los paisajes turísticos como: el Cañón de los Estoraques, la Cascada de la Chorrera, Monticello, el Arco de Calicanto, la Capilla Doctrinera de Tobasía, entre otros. 

                                                                                                           CACIQUE NOMPANIM                                                                                                                                                                                                                           EL HOMBRE DE LAS LEYES EN LA ÉPOCA PRECOLOMBINA

En la época precolombina, el poblado indígena de Tobazá fue uno de los lugares más importantes de la civilización Muisca. Esta condición se concluye de la lectura de obras de escritores y estudiosos cuando narran la importancia política, cultural, religiosa y militar de la civilización Chibcha en el altiplano Cundiboyacense, destacándose varios escritores sobre el tema. Se cita como ejemplo el escrito de Miguel Triana 1922. En su obra “La Civilización Chibcha”, cuando dice:                                                                                                                       “La elección del Cacique de Sogamoso tenía una reglamentación muy interesante. El pequeño dominio de este Príncipe singularísimo parece que no comprendía sino el Valle sagrado de Iraca, donde hoy están las poblaciones de Gámeza, Busbanzá, Toca, Pesca, Firavitoba y Tobasía.  Correspondía a los Usaques de los primeros cuatro pueblos hacer la elección del Jefe que debía gobernarlos a todos, residente en Sogamoso; pero esta elección no podía recaer sino en un caballero natural de Firavitoba o Tobasía, alternativamente…”                                                                                                                                                                                                                                                                   Uno de los más importantes caciques que gobernó la principal confederación Indígena de los Muiscas ubicada en Sugamuxi y que comprendía los pueblos de Sogamoso, Gámeza, Pesca, Iza, Firavitoba, Busbanzá, Toca, Tobasia (Floresta), Mongua, Tota y las regiones aledañas a la laguna de Tota; fue el Cacique Nompanim, hombre capacitado y formado bajo la dirección del Usaque de la comunidad indígena de Tobazá y con los principios establecidos en el legado de Idacansas, para dirigir los destinos político, económico, religioso, militar y hechicero de los Muiscas en la principal Confederación Indígena  conocida también como el Valle Sagrado de Iraca.                                                                                                                              El Cacique Nompanim (Nomparem) llamado “Vasija de León” era el mayor de cuatro hermanos hijos de un noble Iraca llamado Rivesaque, nació a finales del siglo XV en el poblado religioso de Tobazá (Tobasia) y falleció en el año 1514 aproximadamente, ocupó el poder después de que sus electores legítimos de Gámeza, Busbanzá, Toca y Pesca vencieron al cacique “Bermejo” llamado así por ser pelirrojo, quien se había tomado el poder del Valle Sagrado de Iraca de manera ilegal, contrariando el legado doctrinario impuesto por el Sumo Sacerdote Idacansas.                                                                                                                                                                                                                                                                                 Según cronistas nacionales y españoles, como Fray Pedro Simón y Antonio José Rivadeneira Vargas, la importancia del cacique Nompanim radicaba en la imposición que este hizo al dictar cuatro leyes éticas para la convivencia armónica y pacífica de sus confederados, así:                                                                                                                                                  “Las leyes moralizadoras de Nompanim, se reducían a cuatro: no matar, no hurtar, no mentir y no quitar la mujer ajena. Sólo establecían la pena de muerte para los asesinos, y para las demás se imponía el castigo de azotes por la primera vez, el de la infamia personal por la segunda y el de la infamia hereditaria por la tercera reincidencia”.  Igualmente el Cacique Nompanim era un guerrero ejemplar, cuentan escritores en sus crónicas que Nompanim comando y apoyo con 12000 hombres al Zaque Quemuenchatocha en contra el Zipa Nemequene en la batalla de Arrollo las Vueltas donde resulto airoso con el triunfo y el fallecimiento de Nemequene.                                                                                                                Como se puede observar en este escrito, la historia del cacique Nompanim debe enorgullecer al pueblo Florestano, a la región Cundiboyacense y a Colombia entera por los aportes que este hombre hizo a la legislación Colombiana que si bien no existen referencias escritas, sí se convirtieron en normas por la costumbre y aceptadas conforme a la Real Cédula dictada en Valladolid en 1555 por Carlos V de España para los pueblos conquistados, para luego hacer parte de la legislación de la Nueva Granada. Hildebrando Granados Saavedra. Floresta, Museo de Antropología e Historia.

Bibliografía                                                                                                                                                               http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/colombia/pensar/muiscas.pdf                                                                                        https://pueblosoriginarios.com/biografias/iraca.html#nompanim                                                                                                                            https://www.cecar.edu.co/documentos/editorial/e-book/enfoques-teorias-y-perspectivas-del-derecho-y-sus-programas-academicos.pdf                            https://es.qwe.wiki/wiki/Nompanim                                                                                                                                                                                                                              Nompanim- Wik        Tobasia

 

 

Son vagas y confusas   las versiones que se pueden encontrar sobre la caída y el hallazgo de este meteorito, en especial debido seguramente a la confusión que generó el encuentro de otros meteoritos por las misma época y a las dificultades propias por las que atravesaba la naciente República de Colombia. Por estas razones, se pretende hacer la mayor claridad posible sobre el hallazgo de dichos meteoritos basado en algunos documentos escritos como cartas, estudios científicos,  trabajos de grado, resúmenes, etc.
El primer aerolito que atravesó la atmósfera e impacto en  territorio colombiano para convertirse en meteorito, que se tenga conocimiento, fue el que se  halló en la vereda de Tocavita del municipio de Santa Rosa de Viterbo departamento de Boyacá el viernes santo, 20 de abril de 1810 y colectado por Cecilia Corredor, (como lo relata el sabio francés Boussingault en 1892, quien visitó el sitio del hallasgo), http://astrolabio.phipages.com/storage/.instance_5418/astrolabio_vol9_numero_76-905.pdf, más tarde fue trasladado a la zona urbana del municipio, donde sirvió de yunque por algún tiempo, para luego ser colocado por orden del alcalde, sobre una columna de piedra en la plaza principal del municipio.

Este meteorito por ser lo más llamativo de Colombia y por el valor científico que representaba, fue objeto de varias fragmentaciones e intrigas con extranjeros que quisieron llevárselo, y que en gran parte lo lograron, como se puede evidenciar en las siguientes obras:

«Stubel y Reiss: dos viajeros alemanes en la Colombia del siglo XIX.»
Con   trabajo fotográfico de Andreas Lehnert, centro latinoamericano (cela), Alemania.  Boletín cultural y bibliográfico. Numeral 35. Volumen XXXI – 1994-  numeral 35, editado en 1995   por JUAN GUILLERMO GOMEZ GARCÍA http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/historia/hue/indice.
«Cartas de Alphons Stubel»: Colombia. Traducción: Juan Guillermo Gómez. Trabajo fotográfico: Andreas Lehnert. Centro latino americano (cela), Alemania 29.  http://publicaciones.banrepcultural.org/index.php/boletin_cultural/article/viewFile/2060/2129
«Sobre la vida y obra de Alphons Stubel y Wilhelm Reiss.» Publicado por la biblioteca Luis Ángel Arango, de la licenciada Michaela Stuttgen. http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/historia/hue/indice.htm

«HENRY AUGUSTUS WARD  AND THE RECOVERY OF THE SANTA ROSA, COLOMBIA, METEORITE»
H. Plotkin, Department of Philosophy, University of Western Ontario, London, Ontario N6A 3K7, Canada. 67th Annual Meteoritical Society Meeting (2004) 5038.pdf http://www.lpi.usra.edu/meetings/metsoc2004/pdf/5038.pdf

PRIMERA FRAGMENTACIÓN DEL METEORITO  SANTA ROSA
Carta del  alemán Alphons Stubel,  de fecha,  Bogotá  15 de agosto de 1868.

La primer mutilación del meteorito se evidencia en el párrafo correspondiente a la carta de Alphons Stubel, fechada en Bogotá, 15 de agosto de 1868, que se trascribe a continuación y que hace relación a la forma como Stubels y Reiss, arrancaron dos trozos del famoso meteorito Santa Rosa de Viterbo colectado en la vereda de Tocavita y que según  escritos, al parecer, estos hacen parte del Museo de Etnología de Leipzig más adelante llamado Institut Fur Landerkunde, hoy Instituto Leibniz  de Geografía Regional ubicado en Leipzig-Paunsdorf, Alemania.  (Sobre la vida y obra de Alphons Stubel y Wilhelm Reiss escrito por Michaela Stuttg

Son vagas y confusas   las versiones que se pueden encontrar sobre la caída y el hallazgo de este meteorito, en especial debido seguramente a la confusión que generó el encuentro de otros meteoritos por las misma época y a las dificultades propias por las que atravesaba la naciente República de Colombia. Por estas razones, se pretende hacer la mayor claridad posible sobre el hallazgo de dichos meteoritos basado en algunos documentos escritos como cartas, estudios científicos,  trabajos de grado, resúmenes, etc.
El primer aerolito que atravesó la atmósfera e impacto en  territorio colombiano para convertirse en meteorito, que se tenga conocimiento, fue el que se  halló en la vereda de Tocavita del municipio de Santa Rosa de Viterbo departamento de Boyacá el viernes santo, 20 de abril de 1810 y colectado por Cecilia Corredor, (como lo relata el sabio francés Boussingault en 1892, quien visitó el sitio del hallasgo), http://astrolabio.phipages.com/storage/.instance_5418/astrolabio_vol9_numero_76-905.pdf, más tarde fue trasladado a la zona urbana del municipio, donde sirvió de yunque por algún tiempo, para luego ser colocado por orden del alcalde, sobre una columna de piedra en la plaza principal del municipio.

Este meteorito por ser lo más llamativo de Colombia y por el valor científico que representaba, fue objeto de varias fragmentaciones e intrigas con extranjeros que quisieron llevárselo, y que en gran parte lo lograron, como se puede evidenciar en las siguientes obras:

«Stubel y Reiss: dos viajeros alemanes en la Colombia del siglo XIX.»
Con   trabajo fotográfico de Andreas Lehnert, centro latinoamericano (cela), Alemania.  Boletín cultural y bibliográfico. Numeral 35. Volumen XXXI – 1994-  numeral 35, editado en 1995   por JUAN GUILLERMO GOMEZ GARCÍA http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/historia/hue/indice.
«Cartas de Alphons Stubel»: Colombia. Traducción: Juan Guillermo Gómez. Trabajo fotográfico: Andreas Lehnert. Centro latino americano (cela), Alemania 29.  http://publicaciones.banrepcultural.org/index.php/boletin_cultural/article/viewFile/2060/2129
«Sobre la vida y obra de Alphons Stubel y Wilhelm Reiss.» Publicado por la biblioteca Luis Ángel Arango, de la licenciada Michaela Stuttgen. http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/historia/hue/indice.htm

«HENRY AUGUSTUS WARD  AND THE RECOVERY OF THE SANTA ROSA, COLOMBIA, METEORITE»
H. Plotkin, Department of Philosophy, University of Western Ontario, London, Ontario N6A 3K7, Canada. 67th Annual Meteoritical Society Meeting (2004) 5038.pdf http://www.lpi.usra.edu/meetings/metsoc2004/pdf/5038.pdf

PRIMERA FRAGMENTACIÓN DEL METEORITO  SANTA ROSA
Carta del  alemán Alphons Stubel,  de fecha,  Bogotá  15 de agosto de 1868.

La primer mutilación del meteorito se evidencia en el párrafo correspondiente a la carta de Alphons Stubel, fechada en Bogotá, 15 de agosto de 1868, que se trascribe a continuación y que hace relación a la forma como Stubels y Reiss, arrancaron dos trozos del famoso meteorito Santa Rosa de Viterbo colectado en la vereda de Tocavita y que según  escritos, al parecer, estos hacen parte del Museo de Etnología de Leipzig más adelante llamado Institut Fur Landerkunde, hoy Instituto Leibniz  de Geografía Regional ubicado en Leipzig-Paunsdorf, Alemania.  (Sobre la vida y obra de Alphons Stubel y Wilhelm Reiss escrito por Michaela Stuttg

UNA VENTANA A LA HISTORIA DE MI PUEBLO DONDE EL PASADO COBRA VIDA

Las antigüedades son objetos que han alcanzado una edad que les hace testigos del pasado, son reliquias que cuentan un relato por sí mismas y que por supuesto encierran la historia de los pueblos, sus acontecimientos, sus costumbres, sus creencias y su modo de vida, en resumen, se convierten en una ventana abierta que evidencia la vida de nuestros antepasados y en algunos casos la nuestra. Todo esto   recordado con nostalgia, elevando el espirito y la sensibilidad humana.

Aunque la edad de una pieza antigua es de un valor importante en su calificación, importa un poco más el recuerdo que genera, su momento cultural, el servicio que prestó y las familias a quienes sirvió.

A las personas que se dedican a recolectar antigüedades se les llama coleccionistas y generalmente son los mismos restauradores   que unas veces lo hacen por hobby, otra por afición, por negocio o simplemente por mantener viva la historia de nuestros ancestros, como es nuestro caso.

Como comprenderá el lector o el visitante de estas páginas, lo que se quiere mostrar con estas imagines, son algunas de las piezas coleccionables que marcaron la historia de un pueblo campesino de poco poder económico, pero muy rico en sus creencias, con ganas de servir y brindar amor a sus semejantes, en general deseoso de recibir al visitante con un saludo y una sonrisa.

En consecuencia, el visitante o el turista podra ver – desde una óptica histórica – algunos objetos que se usaron en los hogares florestanos de épocas pasadas, como elementos de entretenimiento, de arte religioso, de trabajo y labores agrícolas, del centro médico, elementos escolares, así como la biografía y los hechos de algunos florestanos que han creado historia reconocida nacional e internaciomalmente

ELEMENTOS DE ETNOLOGÍA

Cuando la vida era un recreo, los niños se distraían con juegos sencillos pero muy divertidos en donde no contaba ni el tiempo ni el cansancio, únicamente la diversión y los amigos. Se recuerda entre otros la golosa, las lleva, las escondidas, el runcho, el aro, el trompo etc. Se muestran algunas imágenes de estos elementos, que seguramente a algunas personas les hará recordar su pasado y a otros les enseñará, como se divertían de niños sus padres y sus abuelos. A través de los años, los seres humanos han desarrollado una serie de actividades para realizar en su tiempo libre, con el fin de divertirse, distraerse o simplemente pasar el tiempo. Las gentes de Floresta y en general las de la región Cundiboyacense, se divertían en el pasado con muchos de estos elementos.

Por otra parte, muchos eran los utensilios usados en un hogar, se destacan entre otros las cómodas, los radios, la máquina de coser marca Singer o Superior, las cámaras fotográficas de fuelle, los molinillos de batir la chicha y en general todos los utensilios de cocina que en la mayoría de los casos, eran fabricados artesanalmente, por las gentes del lugar

También se muestran algunos de los elementos de trabajo que se utilizaban antiguamente para desarrollar las labores en la agricultura, la ganadería, la construcción y en general en los diferentes oficios que generaban algún ingreso económico.

Se destaca entre estos elementos los estribos en cobre de forma clásica española, con motivos decorativos neogranadinos fabricados durante la época de la colonia, conocidos también como estribos de baúl o moriscos, utilizados en los estrechos caminos de herradura que bordeaban las cordilleras y en los terrenos agrestes, los cuales servían especialmente para proteger el pie contra los golpes de las rocas. De igual manera se puede apreciar la adobera o gavera, que era un elemento muy útil en la fabricación de adobes de barro para la construcción de las casas de la época.

Elementos de entretenimiento niños
dsc02760
Elementos de entretenimiento adultos
Elementos de hogar
Elementos de sanidad
dsc02250
Elementos escolares
Elementos religiosos

Elementos de las labores del campo

PRIMER AUTOMOTOR EN RECORRER LAS CALLES DE FLORESTA

En enero del año 1924 en cumplimiento al acuerdo No. 01 de 1924 se inició la construcción de la carretera que une a Santa Rosa de Viterbo con Floresta siendo alcalde del municipio don Antonio Saavedra Angarita y como responsable de la obra de ingeniería el padre Olegario Albarracín, vigilantes don Antonio Morales y  Eurípides Meléndez, apoyados por don Luis F. Salamanca quien consiguió los primeros auxilios económicos para su ejecución  y don Jesús Porras Morales, quien con ayuda de vecinos de Tobasía, abrió una trocha por el monte.

Don JESUS PORRAS MORALES fue quien inauguró la carretera construida recientemente, en el vehículo automotor de su propiedad, que se observa en la fotografía, un automóvil marca Chevrolet del año 1934 tipo coupé sport master.

Recordemos que don Jesús Porras M. fue un florestano polifacético y emprendedor, miembro de una de las familias más importantes del municipio, fue músico compositor miembro del Conservatorio Nacional, como agricultor importó las mejores semillas de papa, trigo y cebada para el municipio, introdujo los arados y trilladoras, y escogió los mejores sementales de ganado vacuno y lanar para mejorar las razas y así beneficiar gratuitamente a los campesinos de la región especialmente de la vereda de Tobasía. (Apartes tomados del libro Tobasía y su gente de Hernán Salamanca Porras).

Floresta, Museo de Antropología e Historia

FLORESTA Y SU RELACIÓN CON LA CONQUISTA DEL UNIVERSO

Por los años 50s y antes, las gentes del Municipio de Floresta vivían de una industria próspera y rentable conocida como “la industria del telar” que se desarrollaba en cada casa campesina y en el centro del poblado y que consistía en hacer con la lana de oveja y con la ayuda de un telar artesanal: telas, paños, cobijas, mantas, ruanas, cobertores, sacos etc.

Dentro de los empresarios que se destacaban en el negocio, se encontraba la señorita MARIA RAQUEL DEL CARMEN VIVAS RINCÓN oriunda de Floresta, quien trasladó sus telares y su negocio a Usaquén en el norte de Bogotá con el nombre de “Telas Huatay”.  A mediados de los años 60s, la NASA buscaba una tela que fuese resistente al fuego para cubrir el interior de la cabina de la nave espacial Apolo XI en la que viajarían a la Luna los astronautas Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins, después de muchas indagaciones y pruebas en laboratorios de EE.UU, encontraron en la fábrica de doña Raquel la tela apropiada para su misión en atención a que la lana de oveja con que estaba hecha, repelía el fuego. Después de un buen negocio y en agradecimiento, ella fue invitada de honor a presenciar el despegue de la Misión Espacial a la Luna, el 16 de julio de 1969. He ahí la relación de Floresta con la conquista del espacio exterior.

El traje espacial que se observa, es un traje original usado por un Cosmonauta Ruso en misiones de la conquista del espacio explorando el universo, conocido como “tipo IVA (iniciales en inglés para Actividad Intravehicular) útiles en el caso de que haya problemas de despresurización, creando una atmosfera artificial durante el lanzamiento o la reentrada de las naves al planeta. También existen los trajes tipo EVA (para Actividad Extravehicular) que sirven para salir de las naves y hacer caminatas tanto en superficie como en espacios con gravedad cero”. (Nicolás Bustamante. Redactor de vida /ciencia. El tiempo 1 de septiembre de 2017.)

Floresta, Museo de Antropología e Historia.

EL CAÑÓN DE LOS ESTORAQUES

Floresta. Cañón de los estoraques al anochecer.
20150607_111703-crop-u29487
Floresta estoraques

El cañón de los estoraques es un sitio turístico de belleza sin igual, ubicado en la vereda de Potrero, municipio de Floresta, Boyacá Colombia a 5 minutos de su área urbana, vía al municipio de Busbanzá. Por sus formaciones geomorfológicas de varios miles de años, sus exóticos paisajes, su fauna y flora silvestre y por sus figuras fantasmagóricas esculpidas por la erosión las lluvias y los vientos, es considerado como un lugar ideal para quienes gustan de las prácticas de ecoturismo, senderismo, caminatas, la contemplación y el recogimiento. 

Los habitantes del lugar han bautizado las figuras esculpidas en los estoraques con nombres muy particulares como, “las Torres Gemelas,” “la Llorona” (mito de la Región Andina) entre otras, las cuales se pueden observar a simple vista.

Dentro de la flora del lugar, se destaca los musgos conocidos con el nombre de Barba de Viejo, la planta Caña-brava, con la que antiguamente se construían los techos de las casas, los canastos, las jaulas y los juegos pirotécnicos, igualmente se encuentra el Árbol de Laurel de grandes connotaciones simbólicas dado que en la Antigua Grecia y en el Imperio Romano; emperadores, guerreros, deportistas y poetas eran condecorados con una Corona de Laurel que representaba el triunfo y la grandeza.

En América, según el historiador Don José Manuel Restrepo, el 18 de septiembre de 1819, día en que se celebró el triunfo de la Batalla de Boyacá, en la Plaza Mayor de Bogotá, una hermosa joven colocó sobre la cabeza del libertador Simón Bolívar, una Corona de Laurel como muestra de agradecimiento por la Campaña Libertadora. Hoy sus hojas son muy usadas como condimento culinario y como curativas de los dolores estomacales y musculares.

La fauna es diversa y fascinante, con un poco de suerte se podrá ver el Búho Blanco sobrevolando majestuosamente el cañón, transportando al visitante a un mundo de embrujo y encantamiento.

         “El conocimiento de la historia nos hace maestros y dignos de mirar hacia el futuro”

Floresta, Museo de Antropología e historia

FLORESTA LLUVIA DE METEORITOS

20150801_123829_001
SDC16159

El meteorito más grande colectado en Colombia y conocido como “aerolito Santa Rosa” de 750 kilogramos de peso aproximadamente, cayó en la Vereda de Tocavita del municipio de Floresta departamento de Boyacá el 20 de abril de 1810, sin embargo, en la mayoría de placas y escritos  referentes  a su  hallazgo, su localización figura en la vereda de Tocavita  municipio de Santa Rosa de Viterbo y con toda razón, pues para el año de 1810,  fecha en la que se encontró la pieza,  la vereda de Tocavita pertenecía al municipio de Santa Rosa de Viterbo.

Muchos son los meteoritos colectados en la región comprendida entre los municipios de Beteitiva, Santa Rosa de Viterbo, Belén y especialmente en Floresta como se puede evidenciar en muchos escritos sobre el tema, amén de los meteoritos que físicamente poseen algunos florestanos en sus hogares, en museos y centros de estudios.

El meteorito que se observa, pesa 4.9 kg y mide 16 x 13 x 8 cm con una máxima envolvente de 34 cm, colectado en límites del municipio de Floresta y Beteitiva en el año 2011 de propiedad particular, fue  certificado como Meteorito tipo Siderito, (REGISTRO R FLORESTA- 190911B)  y clasificado preliminarmente como posible meteorito metálico tipo M (siderito) formado por Ni y Fe en diferentes concentraciones, por el MUSEO GEOLÓGICO NACIONAL JOSÉ ROYO Y GÓMEZ DEL INSTITUTO COLOMBIANO DE GEOLOGÍA Y MINERÍA INGEOMINAS. De igual manera se observa una Impactita o Tectita colectada recientemente en el sitio la Mesa, municipio de Floresta de propiedad particular. (Se define como Impactita, el residuo mineral que resulta del impacto de un meteorito sobre la superficie sólida de un planeta).

Con el fin de conocer un poco más sobre la importancia y la historia de los meteoritos de Floresta y sus alrededores, se invita a visitar la pestaña meteoritos en donde por medio de videos, fotografías, cartas y comentarios se podrá tener una idea clara sobre estos fenómenos, ya que junto con los registros fosilíferos del periodo devónico, y el hallazgo en el año de 1943 de cinco cráneos de más de 8.500 años que revelan la presencia humana más antigua de Colombia; evidencian una riqueza de valor científico incalculable, patrimonio de la humanidad, que de una u otra manera exponen parte de la historia y la evolución de la vida en la tierra, de la cual Floresta es protagonista.  

 Floresta, Museo de Antropología e Historia.

PATRIMONIO PALEONTOLÓGICO DE FLORESTA BOYACÁ

Braquiopodo aviculopecten (2)
Fósil
DSC00385
Fósil

Los Fósiles son restos prehistóricos de animales, plantas, huellas o sus impresiones, formadas por un proceso milenario de acumulación sucesiva de sedimentos y minerales, preservados bajo la corteza terrestre. La tipicidad de estos organismos marca las eras y los periodos y es así como los geólogos y paleontólogos por intermedio de la Biocronologia, (Ciencia que establece el orden y datación de la evolución biológica de dichos organismos) determinan con cierta precisión, la época histórica en que estos se formaron. Fosilización: Es el paso de un ser organizado a un estado fósil, es decir, es el conjunto de procesos de transformación de la materia viva en un resto mineralizado. (Atlas ilustrado de los Fósiles. Susaeta – Wikipedia)

El municipio de Floresta es muy afortunado ya que cuenta con algunos atractivos que lo favorecen, entre otros,  la presencia de múltiples  yacimientos fosilíferos del periodo Devónico (416 – 359 millones de años) de la era Paleozóica en donde abundaron peces  primitivos en un mar lleno de corales  e invertebrados; documentado en escritos que sobre el tema han hecho paleontólogos de muchas partes del mundo, las prácticas in situ de  estudiantes de las facultades de geología y paleontología de diferentes universidades del territorio nacional y la misma presencia de fósiles, observables a simple vista en donde con algunos pocos conocimientos de sus características, se pueden reconocer fácilmente.

Se dice que el municipio es afortunado,  porque estos yacimientos fosilíferos además  de la importancia a nivel científico en la creación y evolución de la vida en la Tierra,  también podrían ser un renglón económico muy importante desde el punto de vista del sector turismo ya sea el especializado o el turismo convencional, al igual en el campo artesanal en donde se podrían comercializar infinidad de suvenires cuyo producto, junto con todo lo que rodea este sector, sería una entrada importante en el ingreso económico de los florestanos. Claro está que para que esto se convierta en una realidad, se requiere de la decidida colaboración de las autoridades municipales y nacionales.

Con el objeto de conocer una información más completa sobre este tema, se recomienda visitar la página web: www.floresta.com.co/fósiles  

Floresta, Museo de Antropología e historia.